Claves para la venta familiar

Escrito por: Martin Salas

Publicado en Semana Económica el 15/12/2017

La venta de la empresa familiar supone un impacto económico y  emocional para los miembros de la familia. El primer paso para reducir cualquier efecto adverso es el de consensuar la venta como la mejor opción, toda vez que venderla representa mayores beneficios que conservarla. El segundo acuerdo a lograr en este proceso es el del valor de la empresa.

Dado que entran a tallar aspectos emocionales asociados a la historia y legado de los fundadores, se recomienda que cualquier valoración incluya una validación de asesores externos de manera que se tenga una base objetiva y técnica porque esa será la misma base que tendrán los potenciales compradores. Estos compradores podrían ser antiguos socios, proveedores o competidores que la familia ya conozca, pero cabe la posibilidad que se tenga que buscar compradores con la ayuda de intermediarios  (banca de inversión, abogados u otros).

Los dueños deberán prepararse sobre las reglas de un due-diligence o revisión de contingencias por parte de los interesados en comprar, por lo que se requeriría buena dosis de paciencia en el proceso así como una estrategia que mantenga la confidencialidad de la posible transacción y que permita retener a personal clave cuya partida afectaría el valor.  No se debe esperar estar a puertas de la venta para tener un plan sobre lo que la familia y sus miembros harán luego de la venta.

Ya sea comenzar un nuevo negocio, invertir en otra de las empresas de la familia si la hubiera o eventualmente crear un family-office que permita mantener o acrecentar el patrimonio familiar, son alguna de las opciones que deberían ser analizadas a priori y ser definidas en anticipación del inicio del proceso. Es importante reconocer que los compradores pudieran incluir cláusulas para que miembros claves de la familia sigan participado de la gestión por algún tiempo y/o que firmen acuerdos ‘non-compete’ que pudieran restringir las aspiraciones profesionales de los ejecutivos que son parte de la familia.
 
Finalmente, es clave que la familia anticipe la nueva dinámica de comunicación e interacción familiar cuando ya no lo puedan hacer en la empresa que los aglutinaba en lo emocional, profesional y social. Esa sería una excelente oportunidad para reforzar que la familia puede permanecer unida más allá de la empresa que compartían. Un reto más.

http://semanaeconomica.com/article/management/gerencia/258758-claves-para-la-venta-familiar/
Sobre el autor
Martin Salas Chronsult

Martín es fundador y director ejecutivo de Chronsult. Experto en efectividad organizacional con más de 20 años de experiencia..

Ver más
     

Últimas publicaciones

EMPRESA FAMILIAR: CUMPLIENDO LA TAREA            Ver artículo
Multilatinas vs Globales: la guerra por talento en Latinoamérica            Ver artículo
Las empresas familiares y el efecto Casandra            Ver artículo